sábado, 12 de marzo de 2011

La familia y la relación con los amigos



Taller 3. ciclo 2. 2010-2011

Todos los padres y madres alguna vez hemos sentido preocupación por el tipo de amistades que nuestros hijos e hijas escogen. Sabemos que es natural y hasta necesario que se relacionen aun asi nuestro legitimo deseo es que estos amigos le sumen valores a sus vidas y no lo contrario. Es por esto que dedicamos este taller a reflexionar sobre esta realidad y como orientarlos de la mejor manera posible.

La familia y la relación con los amigos

   PUNTOS A RECORDAR:

• No siempre los hijos y las hijas seleccionan amigos que
satisfacen las preferencias y los deseos de los padres. 
• En la adolescencia se incrementan las posibilidades
de que escogen amigos muy diferentes a ellos y provoca
confrontaciones que llevan muchas veces a distanciar la relación entre
padres e hijos.

Posturas que generan malestar en la familia en la escogencia de los amigos:

• Conocer mas allá de las apariencias y lenguaje a los amigos
• Acercarse y saber sus intereses y ocupaciones.
• Haber desarrollado durante el tiempo una relación cercana y saludable con los hijos.
• Saber las razones de la escogencia de esa amistad
• Comentar nuestro punto de vista acerca de la relación de amistad que no nos gusta Influir en los hijos en un marco de tolerancia y respeto.
• Tomar una actitud determinante y firme, cuando una amistad es un riesgo confirmado, exponiendo una argumentación razonable.
    AMIGOS EN FAMILIA:
• Nos enseña a tener conciencia del valor de la amistad y sus
auténticas manifestaciones.
• Nos enseña la importancia de las buenas relaciones familiares como medio de ayuda a uno de los miembros que más lo necesita 
• Nos ayuda a descubrir el sentido de la vida, del dolor y de la enfermedad
• Nos enseña a revaluar las auténticas amistades, con
relación a las que se dan en la sociedad de consumo
• Nos ayuda a evaluar los antivalores.

 

UNOS PADRES AFANADOS:
• Aprendemos a tomar conciencia de la conducta de los hijos con relación a sus amistades.
• Aprendemos a detenernos en el camino para no juzgar sin pensar, ni dialogar sobre la verdadera amistad
• Aprendemos a no dar valor a la amistad por la posición social

jueves, 10 de marzo de 2011

El Diálogo en la Familia

 Taller 2. Ciclo 2 . 2010-2011

Este taller  lo dedicamos uno de los elementos mas importantes para la  convivencia familiar. Es un factor vital que contribuye a las buenas relaciones etre sus miembros. Aportando ademas un clima de paz y armonía para llevara cabo con entusiasmo y alegría nuestro proyecto familiar. Aqui compartimos detalles de lo trabajado en esa ocasión.
 
El Diálogo en la Familia
El diálogo ayuda a padres e hijos a conocerse mejor, conocer sus opiniones y la capacidad de expresar sentimientos.
Nunca la información será más amplia y trascendente que la adquirida con la convivencia.  

           Todo diálogo debe albergar la posibilidad de la réplica,para que el diálogo sea viable

Si se parte de diferentes planos de autoridad no habrá diálogo.
La capacidad de dialogar tiene como referencia la seguridad que tenga en sí mismo cada uno de los interlocutores.

Se aprende a dialogar en la familia, al adquirir la capacidad de dialogar se favorece:
-La tolerancia
-La asertividad
-La habilidad dialéctica
-La capacidad de admitir errores
-La capacidad de tolerar frustraciones 


Es importante aprender a escuchar los mensajes de nuestros hijos
Mientras menos masiva es la comunicación, nos acercamos con mayor calidad al individuo con una mejor comunicación interpersonal.

 
 
 
 
 
 
 
 
Trabajo en pareja o personal
1-Qué elementos crees importantes en una buena comunicación?
2-Qué hacen y de qué conversan cuando se reúnen en familia?
3-Cómo se comunican entre ustedes, padres e hijos?

 
 
 
 
 
Trabajo Grupal
1-Comentario general de las respuestas.
2-Propuestas como grupo para mejorar la comunicación entre padres e hijos

jueves, 17 de febrero de 2011

"Conociendo La Realidad Familiar"

 Taller 1. Ciclo 2 .  2010 -2011

"Conociendo La Realidad Familiar"

En este nuevo año continuamos nuestros talleres de formación en nuestra escuela de padres y madres.
Como primer tema enfocamos nuestro trabajo al conocimiento de nuestras realidades como familias para hacer conciencia de  nuestras fortalezas y debilidades y dar una respuesta efectiva en los niveles de la comunicación, afectiva, emocional, espiritual etc.
 Aquí compartimos parte de muestro material de trabajo y de apoyo utilizado en esa ocasión.

ANALIZANDO NUESTRA REALIDAD FAMILIAR DESDE LA ÓPTICA DE LOS/AS HIJOS/AS


SITUACIONES QUE SE DAN EN TU FAMILIA QUE CONSIDERAS POSITIVAS Y DE TU AGRADO

a) Relación entre tus padres:

- Es buena y comunicativa, comparten juntos, se llevan bien, se quieren mucho, son amigos.

- Están divorciados
- Están divorciados y se llevan bien, son amigos.
- Son muy unidos, toman decisiones juntos.
- Son muy trabajadores y responsables, educados. 
- Es muy buena, a pesar de que pelean, se demuestran mucho cariño.
- Mis padres son un ejemplo a seguir. 

b) Relación entre los hermanos:

- Nos ayudamos en lo que necesitamos, compartimos y nos tratamos bien.
- Buena comunicación, somos unidos, nos escuchamos.
- Jugamos juntos.
- Nos pedimos favores y nos queremos.
- Nos confesamos todo, hay mucha confianza.
- Siempre salimos juntos.
- La mejor del mundo.
- Nos defendemos, nos cuidamos.
- Nos demostramos cariño.
- Gozamos mucho. 


c) La comunicación en la familia:
 
- Debería haber más comunicación, casi no hablamos.

- Dificultad en hablar con el padre.
- La comunicación es por teléfono, excepto algunos fines de semana.
- Discusiones por desacuerdos.
- No hablamos con nuestro papá.
- La falta de tiempo para hablar.
- Falta de confianza hacia los padres.
- Nadie se quiere.
- Muchas discusiones y pleitos entre los hermanos.
- Hablamos al mismo tiempo y discutimos.
- La falta de unidad.
- Falta de reuniones familiares
- Salidas familiares



d) Relaciones afectivas entre los miembros de la familia:

- Los padres deberían ser más cariñosos, pocas expresiones afectivas, no se demuestran los sentimientos, no expresamos lo que sentimos.

- Desobediencia de los hijos a sus padres.
- Mala porque papá no está.
- Somos desunidos.
- Falta de atención.

e) Colaboración y apoyo entre los miembros de la familia:

- Casi no me apoyan en nada, mucho egoísmo, cada quien se traga sus problemas, nadie le importa al otro.

- Poca colaboración en los quehaceres de la casa.
- Irresponsabilidad de papá.
- Falta de apoyo de papá.
- Comprensión y paciencia.


CONSECUENCIAS QUE TIENEN ESTAS SITUACIONES PARA LA FAMILIA:

- Malestar a nivel emocional, mal humor, disgustos, tristeza, sufrimiento, odio, no nos queremos ni ver, rivalidades, traumas, frustraciones, lágrimas, oscuridad, deseos de morir.

- Mala comunicación, discusiones.

- Distanciamiento de la familia, desunión, separación, divorcio.

- Peleas, golpes, malos entendidos.

- Castigos, boches.
- Disgusto entre los hermanos y los padres. 

- Ambiente de discordia y resentimiento en la familia. 
- Falta de confianza. 
- Poca atención y entendimiento.
- Mal comportamiento.
- Irrespeto hacia papá.
- Deseos de ver a papá muerto.
- Que se casen con otra persona.

PREGUNTAS PARA EL TRABAJO GRUPAL o PERSONAL

1. ¿Qué mensajes o inquietudes nos presenta el sondeo que acabamos de observar?


2. A partir de los señalamientos de los/as alumnos/as ¿Cuáles son los puntos claves que debemos reforzar en nuestras relaciones familiares? ¿Por qué?


3. ¿Cuáles acciones podemos implementar a partir de ahora para mejorar nuestras relaciones familiares?



Dos ideas para compartir:
1. Fortalecer nuestro Proyecto de Familia.

* ¿Qué queremos como familia?
* ¿Dónde estamos y hacia dónde vamos?
* ¿Dónde y cómo viviremos?
* ¿Cuántos hijos tendremos?
* ¿Cómo queremos que sean nuestros hijos e hijas?
* ¿Qué principios, normas y valores potenciaremos como familia?
¿Cómo organizamos nuestro tiempo en la familia?


2. Establecer un clima o atmósfera familiar saludable.

* Comprensión y respeto mutuo
* Comunicación efectiva
* Ayuda y atención mutua
* Buen uso del tiempo libre
   
                                                        

martes, 9 de noviembre de 2010

La Autoridad

Taller 6. Primer ciclo 20101-2011



 En nuestro ultimo encuentro de este primer ciclo, abordamos  un aspecto que engloba todo el proceso de aprendizaje desarrollado en el taller. La autoridad ejercida con conciencia, equilibrio y sobre todo autentico  sentido educacional  en nuestros hogares resume todos los valores que definen una sana y fructífera relación entre padres e hijos. Mediante una dinámica grupal amena  dramatizamos  diferentes situaciones que vivimos a diario en el hogar y como pone a prueba nuestro ejercicio de la  autoridad.  A continuación parte del material que nos sirvió de marco teórico.


Ejercicio de la autoridad educativa


Ideas generales sobre la autoridad

  •  La autoridad está ligada cada vez más a:
  •  Factores personales
  •  Factores pedagógicos que enseñan a cómo ejercerla hoy.
  •  La autoridad es algo intrínsecamente relacionado con la misión de educar que tenemos los padres.
  •  Son cuestiones distintas tener autoridad y ejercerla. La autoridad viene exigida por condición de primeros responsables.
  •  La autoridad y el amor son la cara y la cruz de la moneda educativa, y deben, tanto el padre como la madre, translucir autoridad y amor.

Autoridad es el poder de mandar sobre los demás, induciéndoles una determinada forma de actuar.
El ejercicio de la autoridad
El ejercicio de la autoridad supone:
En primer lugar, estar luchando personalmente para conseguir en su propia vida lo que se quiere hacer crecer o incrementar en los hijos. Se trata de crecer juntos, padres e hijos. De modo que ejemplo y autoridad se complementan en la superación personal.
En segundo lugar prestigio, fundado en el propio bien ser y en el propio bien hacer.
  •  ¿Cómo me prestigio o me desprestigio ante mis hijos?:
  • Por mi modo de ser: (El buen humor, la serenidad y la naturalidad)
  •  Por mi modo de trabajar
  •  Por el modo de relacionarme con los demás

Fases en el ejercicio de la autoridad educativa
• Pensar en qué cosas son necesarias para ser exigentes o flexibles, en función de nuestros objetivos educativos.
• Saber informarse - participación consultiva.
• El poder decidir es saber tomar buenas decisiones antes de mandar.
• Una comunicación clara facilita la obediencia. Es necesario comprobar que el mensaje ha sido bien captado.
• Hacer cumplir.
El servicio de mandar
incluye dos poderes:

  •  Tomar decisiones influyentes en el comportamiento de los hijos y,
  •   Sancionar.
Las sanciones (positivas o negativas) siempre se dan en la relación humana. En el ejercicio de la autoridad, en la familia se utilizan, en función de los objetivos de educación familiar, para hacer cumplir lo que, previamente y con la información necesaria, fue pensado y decidido por los padres.

    Derechos de la Autoridad Paterna y Materna
    • La autoridad de los padres es un derecho natural que les ha sido conferido por Dios y reconocido por la sociedad, en razón de la progenitura.
    • La autoridad de los padres es, en justa correspondencia al derecho, un deber o responsabilidad que contrae con quien les confirió el derecho: Dios y la sociedad.

    Relación Autoridad-Obediencia
    La educación de obediencia forma parte de la educación de la libertad y es el primer punto de apoyo para el ejercicio de la autoridad educativa. Por lo tanto, obedece libremente el que hace suyo lo que se le manda, es decir, quien lo asume con la responsabilidad de una tarea libremente aceptada.
    Relación Autoridad-Obediencia

     La participación en el ámbito de la familia podría sintetizarse en construir la casa juntos, padres e hijos, en un proceso de gradual responsabilización de seres libres, unidos por el lazo familiar y por el ejercicio correcto de la autoridad de los padres, componente esencial del amor a los hijos.
    Sugerencias para un ejercicio compartido de la autoridad en el hogar:


    Sugerencias para un ejercicio compartido de la autoridad en el hogar
    •Establecer previamente unas reglas del juego. Son normas aceptadas por todos y exigibles a todos.
    •Exigirse a sí mismo en lo que comprensivamente se quiere exigir a los otros.
    •Ponerse de acuerdo con el otro cónyuge en cuanto al ejercicio de la autoridad.
    •Considerar inseparable la participación y la responsabilidad•Ser sobrios con el ejercicio de la autoridad
    •Saber resistir frente a las dificultades y a frustraciones.
    •No desanimarse nunca, pase lo que pase.
    •Destacar siempre en primer lugar, lo positivo.
    •No olvidar que el ejercicio de la autoridad educativa
    •requiere un clima de confianza, que no excluya actos de energía.






                

    domingo, 7 de noviembre de 2010

    La Disciplina

     Taller 5 . Primer ciclo 2010-2011



    En nuestro taller numero 5 abordamos el tema de la Disciplina. como en veces anteriores reflexiionamos sobre nuestro rol de educadores y como debemos orientar a nuestros hijos e hijas en como respetar los acuerdos , normas y reglas que hemos asumido en el hogar . A continuación les dejamos algunos datos que nos ayudaran a comprender mejor el valor de la Disciplina.

    Enseñando disciplina a nuestros niños en el hogar

    Al hablar de disciplinar a nuestros niños, lo que proyecta nuestro pensamiento es la
    imagen de los padres castigando a sus hijos, ésto es porque se asocia la idea de
    disciplina a algo negativo, egoísta, autoritario. Afortunadamente estos universales
    conceptos están en decadencia.

    Pero, del mismo modo, es esencial que los padres entiendan que los niños necesitan
    disciplina, pero ¿qué clase de disciplina? una disciplina que los ayude a convivir, a
    respetar los derechos de los demás y reconocer que ellos también tienen sus propios
    derechos, pero también sus deberes. La palabra disciplina se origina de "discípulo", que
    significa "aprendiz". Disciplina significa enseñanza y preparación. Forma parte de
    nuestra tarea de ser padre o madre. Es una forma de transmisión de amor y de valores a
    nuestros hijos.

    La disciplina es una manera efectiva de enseñar: conductas y hábitos correctos; maneras
    acertadas de expresar sentimientos; modos adecuados de jugar y compartir; valores
    familiares y sociales; seguridad para el niño, para otras personas y cosas.

    Los padres no deben confundir nunca disciplina con castigo, ya que el castigo lo que
    proyecta es temor, desconfianza y lo que es más lamentable, deteriora los lazos
    afectivos entre padre e hijos, a la vez que siembra en los niños la semilla de violencia,
    abuso y agresividad. Tampoco se debe confundir la falta de castigo con exceso de
    permisividad. Se ha de ser firme, sin violencia.

    La disciplina es un proceso continuo, que debe comenzar temprano en la vida del niño,
    adaptándose a su edad y personalidad. Cada niño es único. Es importante comprender el
    momento por el que está pasando su niño, si necesita de más suavidad o firmeza o si
    requiere reglas y hábitos más acordes a sus recién adquiridas destrezas.
    La disciplina, en principio, ha de ajustarse a la edad del niño. Saber lo que puede lograr
    y lo que no. Evitar exigirle algo para lo que no está preparado. Si los padres observamos
    y conocemos el proceso natural de nuestro niño, será más sencillo indicarles los límites;
    el detener una conducta negativa en forma inmediata; explicarle como afecta su
    comportamiento a otros y a él mismo, haciendo así que el niño se sienta cada vez más
    seguro y capaz en tomar sus porpias decisiones y poder convivir en armonía con otras
    personas.

    ¿Qué sucede si no se limita la conducta? si los padres no enseñamos disciplina, nuestro
    hijos no aprenderán a autocontrolarse y autodirigirse, además que se les expone al
    rechazo, ya que la vida diaria está llena de normas y reglas que debemos cumplir para
    poder convivir armónicamente, y estas reglas deben aprenderse desde temprana edad.
    En todo proceso de disciplina a nuestros niños se han de tomar en cuenta los siguientes
    aspectos:

    * Antes que todo: la disciplina que se aplique, deberá estar de acuerdo a la edad y
    capacidad del niño
    * Deberá ser constante y firme: cuando diga algo, esté preparado para actuar y cumplir.
    Unir la palabra a la acción
    * Se deben establecer reglas: antes, algo muy importante: recuerde que lo que se va a
    delinear es la conducta y no los sentimientos que la acompañan. 

    Los sentimientos siempre deben reconocerse, aunque no se acepte la conducta que originan. Ejemplo: el
    niño lanza un juguete porque está enojado, se le debe reconocer el sentimiento de enojo,
    más no la conducta de lanzar el objeto. Se le debe explicar que todo comportamiento
    tiene una consecuencia, en este caso es que podría herir a alguien o a él mismo. En el
    aprendizaje de las reglas de convivencia se recomienda ir introduciéndolas poco a poco,
    comenzando por las más necesarias. Evite el exceso de reglas y también el ser muy
    permisivos. Recuerde: todo en la vida debe tener un equilibrio.
    * Se deben establecer rutinas claras: horarios para cada actividad del día (comidas,
    bañarse, ir a dormir). No siendo tan rígidos, hacerlas dentro de determinada hora, no a
    una hora exacta (es imposible de cumplir por el ritmo de vida actual). Recuerde: edad
    del niño, personalidad y destrezas.
    * No se deben hacer amenazas. Se deben hacer advertencias.
    * Al definir los límites: éstos deberán ser claramente definidos por los padres y
    comprendido por los hijos, antes de ser impuestos como norma de comportamiento. Los
    límites deben apoyarse en las necesidades de padres e hijos. Deben fijarse sin que
    afecten el respeto y autoestima del niño, ni de los padres. Recuerde: tenga en cuenta
    siempre las etapas de desarrollo y temperamento de su niño.
    * Luego de que su hijo entienda perfectamente lo que se espera de él, considérelo a
    partir de ese momento, responsable de su comportamiento. Insistiendo: en atención a su
    edad y personalidad.
    * Se deberán ignorar, en lo posible, las conductas inapropiadas (ejm: rabietas); sólo
    preste atención al niño cuando esté sereno. Instruya y tranquilice a su hijo tan pronto la
    situación de desafío termine. Abrácelo y explíquele lo que ocurrió.
    * Diferencie entre desafío intencional y la irresponsabilidad infantil. Ejemplo: olvidar,
    perder, derramar cosas no son desafíos y deberán manejarse lo más suavemente posible.
    * No abuse del "NO". Actúe. Los niños entienden mejor la acción que el mensaje
    repetitivo.
    * Las consecuencias deberán ser inmediatas al comportamiento ( una conducta
    inadecuada que sucedió en la mañana no puede ser corregida en la tarde o a las horas de
    haber sucedido). Las consecuencias tambien deben ser apropiadas y de corta duración.
    * No olvide elogiar permanentemente a su hijo cuando hace las cosas bien.
    * Se debe estimular su autonomía: bañarse y vestirse solo, que escoja su vestuario, etc.
    Recuerde: edad y personalidad del niño.
    * No debe ser repetitivo.
    * No deberá haber contradicciones entre padre y madre: los padres deben ponerse de
    acuerdo en la manera de cómo disciplinar a sus hijos. Ambos deben coordinarse y nunca
    contradecirse.
    * Dediquen a sus hijos un tiempo exclusivo e individual, de calidad, sin interrupciones.
    Ésto fortalecerá su autoestima.
    * Y recuerde siempre: AL DISCIPLINAR A SUS NIÑOS, PERMITA QUE EL AMOR
    SEA SU GUÍA.

    Gisela Valera
    Psicopedagoga
    http://www.scribd.com/doc/2257863/Ensenando-disciplina-a-nuestros-ninos-en-el-hogar

    domingo, 17 de octubre de 2010

    El Comportamiento


     Sesion4. Ciclo1 2010-2011

    Esta vez nos toco reflexionar sobre nuestras propias reacciones como padres y madres frente al  comportamiento de nuestros hijos e hijas en las diversas situaciones de la cotidianidad así como los estados de animo según las edades . A la vez,  profundizamos sobre las verdaderas razones que los motivan a asumir ciertas actitudes. Aquí compartimos parte del material que nos sirviera de apoyo.



    El comportamiento es el resultado de una decisión personal sobre como responder y actuar. Esta influenciado por las creencias en cuanto como debemos ser o hacer para obtener mantener una posición significativa.
    La personalidad demuestra un estilo de vida motivado por la herencia, los valores familiares, los métodos de crianza, la constelación o puesto que ocupa en la familia, el ejemplo de los padres y el auto concepto.
    Para comprender el comportamiento de nuestros hijos e hijas debemos saber cuales son las conductas que se pueden esperar de ellos. Y para modificar esas conductas es necesario ayudarle a cambiar sus actitudes y creencias.
    Objetivos del Comportamiento inadecuado
    1.     “Llamar la atención”.
    Creencias erróneas del niño: Sólo pertenezco cuando me hago notar o cuando me sirven.
    ·       Primero a través de comportamientos positivos.
    ·       Si pasa desapercibido, por medios negativos.
    Forma de actuar de los padres:
    ·       Cambiar de actitud.
    ·       Destacar los comportamientos adecuados.
    ·       Valorar sus contribuciones.
    ·       Mirar las conductas constructivas.
    2.     “Poder”
    Creencias erróneas del niño: Sólo pertenezco cuando soy el jefe, o cuando pruebo que nadie me manda.
    ·       Retar la autoridad y hacer lo que quiere.
    ·       “Yo me mando, hago lo que quiero”
    ·       “Si cambio solo lo hago temporalmente”
    Forma de actuar de los padres:
    ·       Prevenir la actitud desafiante y el conflicto.
    ·       Procurar no demostrar disgusto, invitarlo a participar de las actividades.
    3.     “Revancha”
    Creencias erróneas del niño: Sólo pertenezco cuando hiero a otros como me hieren a mi, no puedo ser amado.
    ·       Al sentirse poco aceptado, busca la forma molestar y aun de llegar a ser cruel.
    ·       Asume las consecuencias de ser rechazado.
    Forma de actuar de los padres:
    ·       Evitar propiciar posturas de revancha:
    ·       Mantenerse calmado
    ·       Manifestarle amor
    ·       Establecer límites.
    4.     “Demostrar incapacidad.”
    Creencias erróneas del niño: Sólo pertenezco si convenzo a los demás de que no esperen nada de mi. Soy incapaz. Soy inútil.
    Pierde el concepto de “Puedo lograr éxito.”
    Su actitud es pasiva y despreocupada.
    Se siente incapaz.
    Forma de actuar de los padres:
    ·       Evitar las censuras.
    ·       Reconocer sus esfuerzos.
    ·       Ayudarlo, acompañarlo.
    Recordar:
    ·       La baja autoestima se refleja en el comportamiento.
    ·       Cuando este comportamiento se convierte en costumbre es difícil de erradicar.
    ·       El objetivo central es “Ser significativo”: obtener y mantener un reconocimiento.
    2da parte
    Emociones
    ·       Son estados de ánimo y se experimentan ante una situación.
    ·       Muchas veces no son conscientes.
    ·       Son el timón que los niños usan para manejar y conseguir lo que quieren.
    ·       Están relacionados con los sentimientos.
    ·       Permiten ver el objetivo que se persigue con una conducta: ansiedad, rabia, culpa, depresión.
    ·       Somos responsables de nuestras impresiones. Cada acto es motivado por un propósito.
    Constelación familiar
    Hijo primogénito (mayor)
    ·       Busca ser el primero
    ·       Se le confían responsabilidades propias de los padres
    ·       Se propone metas altas para responder a los ideales adultos.
    ·       Tendencia a la perfección.
    Segundo hijo (sándwich)
    ·       Se siente presionado por todos, y confrontado por sus hermanos. Se percibe inadecuado por el mayor y desplazado por el menor.
    ·       Aparece a la defensiva.
    ·       Puede ser agresivo, independiente y diferente de los demás.
    ·       Es más autónomo, más libre y más tranquilo.
    Hijo intermedio
    ·       Se considera un número más en el hogar, sin privilegios.
    ·       Tiene una capacidad de observación y trabaja para exigir justicia.
    ·       A veces es agresivo, celoso y negativo.
    ·       Siempre se siente frustrado, y está en competencia.
    ·       Es un buen mediador.

    Hijo menor (“el bebé”)
    ·       Espera que todo se lo hagan y faciliten.
    ·       Goza de mayor libertad y privilegios.
    ·       Es creativo.
    ·       Busca mantener la atención.
    ·       En relación con sus hermanos, puede ser busca pleitos y tirano.
    Hijo único
    ·       Su primer mundo ha sido entre adultos, por lo que suele comportarse como elos.
    ·       Se muestra sobreprotegido y confía que le hagan todo. Puede convertirse en tirano o egoísta.
    ·       Es el centro de atención de la familia.
    ·       Le cuesta relacionarse con niños de su edad.
    ·       Puede tornarse tímido e inseguro, porque se compara con los mayores.
    Métodos educativos en la crianza 
    Clases de Familia
     •  Familia competitiva 
    ·   Familia cooperativa 
    ·   Familia amigable 
    ·   Familia hostil 
    ·  Familia autocrática 
    ·   Familia permisiva 
    ·   Familia ordenada 
    ·   Familia caótica 
    ·   Familia democrática

    Papel del sexo
    Estereotipos socio-culturales.
    Hombre: fuerte, recio, trabajador, varonil, seguro.
    Mujer: delicada, tierna, cariñosa, hacendosa, hogareña, femenina.